18/9/12

Por qué cuidar el abrigo y la ropa de las personas mayores durente el invierno.



                  No tardará en comenzar el invierno, ya se sienten los primeros vientos helados, hoy el tema versa sobre la importancia de la ropa y como emplearla  para ayudar a mantener una temperatura adecuada en la persona mayor.
las bajas temperaturas nos lleva a plantearnos proteger a nuestros mayores, no exponiéndolos a temperaturas bajas, cuidando su actividad y ejercicio como medio de mantener una temperatura adecuada y sobre todo el abrigo para mantenerla.
           El proceso de termoregulación en las personas mayores se ve influenciado por diversos factores, como el consumo energético, la grasa corporal, el metabolismo, las patologías crónicas y un sin fin de factores, en este pequeño articulo hablaremos de la ayuda de la vestimenta para mejorar la temperatura del cuerpo durante el periodo del invierno.


La clave para disfrutar la vida y de actividades al aire libre en invierno es la vestimenta. realizarlo de forma adecuada, estarán cómodos y seguros evitando complicaciones. 
 La propuesta va encaminada a 5 puntos especiales respecto a la vestimenta:
  1. Vestimenta en forma de capas La primera capa debe ser una camiseta térmica que proteja el cuerpo del frío . se sugiere optar por una telas especial para estas temperaturas y que permitan la transpiración.
    La segunda capa debe ser más gruesa. Un  jersey de punto o un  polar y si se va a salir a la calle seleccionar  un abrigo de lana hará un  buen trabajo.
    Y se puede considerar proteger  del viento con un cortaviento o una chaqueta y pantalones gruesos.

  2. Protege tus pies Calcetines gruesos y zapatos o zapato forrado de preferencia que sean impermeables ayudaran a mantener tu cuerpo  templado. Al igual que con la ropa especial de invierno, tener zapatos cálidos es clave.

  3. No olvides los gorros cuando salimos.
    Por la cabeza se pierde calor corporal, lo que hace que si queremos mantener la temperatura, los gorros sean un elemento importante en la vestimenta. En el caso de las personas mayores es mas importante, ya que tienden a pierden más temperatura si no cuentan con un gorro protector.
  4.  Guantes para proteger los dedos y las manos  ayudando a mantenerlos calentitos, lo que se traduce en bienestar.
  5. Bufanda: Una bufanda puede proteger tus pulmones del frío. Cubrir la  boca o nariz y haciendo mas fácil el  respirar. Las bufandas además protegen el  cuello bloqueando la entrada de aire al cuerpo: levantar el cuello de la chaqueta o abrigo y sobre este pon la bufanda, para mayor protección y calor.


    Fotografía: El País.

1 comentario:

Halman Freud dijo...

Es muy importante la combinación de la indumentaria. Incluso, para tener un resguardo de prendas conviene comprar ropa por mayor, al menos algunas ropas básicas. Para tener disponibles siempre.